La saga Twilight


Last but not least...
(por ultimo, pero no menos importante)

 La saga Twilight y la gran Stephenie Meyer, ella me llevó al mundo de fantasía mezclado con romance, sus libros me inspiraron casi un 100% a lanzarme a escribir y terminar una novela. Me transportó a un mundo lleno de vampiros y amores prohibidos tan exquisitos que hicieron que esos mismos libros pasaran cientos de veces por mis manos y mis ojos para ser leidos y releidos.
  Edward Cullen, el principe de piel de marfil, tan embrujado por la mente de Bella Swan que no sabe cómo hacer para estar con ella y no terminar matándola para beber su sangre (Bite me, please!). Ese amor tan perfecto, la manera que la sobreprotege, confieso que hay veces que me cuesta distinguir la realidad cuando me sumergo en esta historia.
 El triangulo amoroso que se forma cuando entra Jacob Black en escena, la manera en que le da ese giro tan inesperado al final... el broche de oro, me pareció una genialidad.
 ¿Mi favorito de los cuatro libros? Crepúsculo sin lugar a dudas. Cientos de páginas preparadas para hacerte viajar a un lugar gris, desolado pero lleno de intrigas, deseos y frases que te hacen perder la fuerza de las piernas.
 Gracias Stephenie por darme una historia para amar!

 Y acá la portada de mi libro favorito, junto a la unica frase que me llevó a leerlo:

  “Hay tres cosas de las que estoy completamente segura. Primera, Edward es un vampiro. Segunda, una parte de él se muere por beber mi sangre. Y tercera, estoy total y perdidamente enamorada de él.”


Comentarios

Entradas populares de este blog

Fangirleando

Sorteo para cruzar límites

Nunca me fui (?