Apunta y dispara



A veces pienso, (sí, a veces me agarra la locura y lo hago…) ¿Qué sería de nuestras vidas sin algo de romance?

 Una novela de amor, un clásico, una película, el video de alguna canción que te eriza la piel… todo suma, todo influye para plasmar ideas en tu anotador interno. ¿Tenés un anotador así? Yo tengo uno, pero como suelo olvidarme demasiado rápido algunas cosas, como frases perfectas, siempre llevo un anotador de verdad.
 Todo alrededor inspira, cualquier situación es buena para ser disparadora de un par de palabras que te lleven a escribir una gran novela.

 ¿Cuál es mi disparador? Mi imaginación, me maquino tanto la cabeza con ideas, lugares, situaciones que se me pueden ocurrir millones de historias para contar. También está lo que leo. “SOS LO QUE LEES” y yo soy puro romance y pura magia. Creo que otra vida fui una bruja, aunque hay veces que ahora también me comporto asi (jajaja)

 Y nada mejor que sentir un poco de romance y tensión entre dos personas que tienen tanto para decirse y tienen tantos motivos para besarse y no saben por donde empezar…
Los dejo con este pequeño fragmento de “Renacer bajo tus alas

 “[…] Caminamos uno al lado del otro, rozando nuestras manos de vez en cuando, pero seguía sin poder emitir palabra alguna, sólo me limitaba a mirarlo a veces para comprobar que de verdad estuviera alli, él se sonreía aunque no me estuviera mirando, como si supiera que mi corazón desbocado quería salirse de mi pecho. Se detuvo antes de que me diera cuenta de que ya habíamos llegado a mi casa, en mi cabeza mi voz interior sacudía las rejas de su jaula, no podía gritar, estaba amordazada; no sabía cómo ni por qué, pero cuando estaba con él no era yo misma. […]”

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fangirleando

Nunca me fui (?

Sorteo para cruzar límites